Top 5: Películas para ver con amigas

Martes, 7 de junio del 2011 8:03 am comentarios

Un top 5 para compartir con ellas, las indispensables.

¡Mamma mia, qué industria poderosa crearon las chick flicks! Con la certeza de que a las mujeres nos encanta acurrucarnos a ver una película –solas o con amigas que se la bancan- en Hollywood crearon todo un subgénero de films para las mujeres. Algunas  están llenas de estereotipos, es cierto, pero otras hablan sobre el vínculo poderoso que se puede crear entre amigas de toda la vida o sobre la independencia como  el resultado de una intensa búsqueda personal. También están, claro, ellos: los chicos malos que nos rompen el corazón y otros, mejores, los que nos hacen suspirar. Películas tontas; guilty pleasures recomendables. Un top 5 para compartir con ellas, las indispensables.

5) The Devil Wears Prada (“El diablo se viste a la moda”, Frankel, 2006)

Andy (Anne Hathaway) recién salió de la universidad y sabe, como cualquier periodista, que no es fácil empezar escribiendo sobre lo que a uno realmente le interesa. Con esto en mente decide conseguir un trabajo en la revista de modas más prestigiosa de Nueva York, una especie de Vogue de la ficción, en donde podrá conseguir los contactos para enriquecer su vida profesional. Andy no tiene idea que aceptar el trabajo de secretaria de la malvada Miranda Priestley (Merryl Streep) es un camino de ida. Andy, que es una chica sencilla con gustos poco refinados, va a sufrir una transformación total que la hará comprender, finalmente, que algunas cosas no necesitan cambio alguno. “The Devil Wears Prada” es una chickflicktotal que nos muestra un poco el mundo glamorosamente cínico de las grandes editoriales de moda. Si sos una chica que ojea Cosmopolitan o está suscripta a Elle, seguro te va a encantar.

4) Sabrina (“Sabrina y sus amores”, Pollack, 1995)

Antes, una aclaración: yo prefiero, por mucho, la versión original de “Sabrina” de 1954, con el galán extraordinaire de Humphrey Bogart y la lindísima Audrey Hupburn. Pero la versión modernosa de la Sabrina de Pollack no decepciona si tienen amigas, como las mías, que no ven películas en blanco y negro. “Sabrina” cuenta la vida de la hija del choferde la prospera familia Larrabee que, desde su habitación sueña con estar invitada a las fiestas de largo que ofrecen en el patio. Sabrina, interpretada por Julia Ormond, está enamoradísima del playboy de la familia, David (Greg Kinnear) y un día, con el corazón a medio romper, decide irse a Paris para olvidarse de él. Cuando vuelve está cambiadísima –su renovación es física pero también espiritual- y va a luchar, esta vez, con los avances amorosos de David, que ahora está comprometido, y de Linus (Harrison Ford), que está decidido a separarlos. Romántica por dónde la miren, una chick flick para las chicas que no se conforman con ser las segundonas de su propia historia.

3) The Truth About Cats And Dogs (“La verdadera historia de los perros y los gatos”, Lehman, 1996)

TheTruthAboutCats And Dogs es una de mis chick flicks preferidas de todos los tiempos.  La gran Janeane Garofalo interpreta a Abby, una veterinaria con un programa en la radio que, con una personalidad gigante, da consejos a los amantes de los animales. Abby es hermosa e inteligente –tiene opiniones sobre todo- pero es regordeta y eso la lleva a mentir cuando uno de sus oyentes, Brian (Ben Chaplin) la invita a salir. Inventa una historia y empuja a su vecina, la linda pero tonta Noelle (UmaThurman) a salir con él pretendiendo ser Abby. En esta comedia de enredos se dan unos diálogos comiquísimos entre “la fea pero inteligente” y “la linda pero tonta” pero no son estereotipados ni ridículos. También hay una conversación erótica entre Ben y Abby que humilla  cualquier otro intento de sexo telefónico que se haya dado en las películas hasta el momento. La premisa es simple pero las interpretaciones hacen a The Truth About Cats And Dogs. Mirenla, si todavía no la engancharon en el cable.

2) 10 Things I Hate About You (“10 cosas que odio de ti”, Junger, 1999)

Antes de que Joseph Gordon-Levitt la rompiese en chick flicks independientes como “500 días con ella”; antes inclusive de que el recordado Heath Ledger se convirtiese en actor reconocido; antes de que Julia Stiles nos pusiese la piel de gallina en la serie Dexter, existió “10 cosas que odio de ti”. Si fueron adolescentes en los 90 la tienen que haber visto. En esta versión moderna de “La fierecilla domada”, Kat (Julia Stiles), una feminista independiente y segura, tiene que ser conquistada por el chico malo de Patrick Verona (Ledger) para que su hermana menor, Bianca (Larisa Oleynik) pueda salir con chicos e ir a fiestas como cualquier chica de esas. Es que el plan de su padre es perfecto: Kat se niega a salir entonces Bianca sólo podrá hacerlo cuando su hermana mayor también lo haga. Es una comedia romántica para la generación del 2000. Graciosa, cool, sin miedo a ser políticamente incorrecta, “10 cosas que odio de ti” no se la da de más de lo que es: una chickflick con gags tontos, encuentros furtivos y una trama de engaño con un final digno de clásico moderno.

1) Never Been Kissed (“Jamás besada”, Gosnell, 1999)

Qué gran año fueron los 90 para las chick flicks. En “Jamas besada”, Drew Barrymore (una chica con una tonelada de comedias románticas en su CV) interpreta a Josie Geller, una periodista que cansada de editar textos de otros, convence a su editor, Gus (John C. Reilley, genio) de que la deje cubrir la vida de una chica en la secundaria. Josie está contentísima hasta que se acuerda de su paso por la secundaria, allá por los ochenta: era una nerd horrible, con graves problemas de sociabilización a la que burlaban llamando “Josie Grossie” (“Josie, la asquerosa”). Su segundo paso por la educación secundaria americana comienza accidentado pero, gracias a su hermano cool, Rob (David Arquette), va a sumarse al grupo de las populares (entre las que se encuentra una joven Jessica Alba). Ahora, ojo, no nos olvidemos de una cosa: Josie tiene 30 años pero jamás fue besada. ¿Quién va a tener el honor? ¿Su chongo o su profesor, Sam (Michael Vartan)? Esta chick flick es tontísima pero lo tiene todo: escenas ridículas que dan vergüenza ajena, diálogos entretenidos, astucia adolescente y algunos revolcones. También, claro, tiene un beso para alquilar balcones.

@Florws

Mención: Claramente Bridget Jones y su secuela tienen un lugar en esta lista pero si la incluyo en un Top 5 más me van a echar de este sitio.

Etiquetas:

Comentarios

  1. Felicity dice:

    Las vi todas (obvio) Siempre que engancho ‘Never been kissed’ la dejo y SIEMPRE SIEMPRE lloro con la escena final en el estadio. Siempre.

  2. Florws dice:

    Hace mil que no la pasan, malditos!

Más Loco x el Cine