Top 5 – Películas para llorar

Martes, 5 de abril del 2011 1:28 am comentarios

No todo en Locoxelcine son risas, escenas asquerosas o cuestiones políticas. De vez en cuando nos ponemos serios. Es que es cierto: pocas cosas le salen mejor a Hollywood que el drama…

…pero el drama en serio, ese que después te hace llamar a alguien por teléfono para decirle que lo querés; de esos que te arruinan un domingo a la tarde a fuerza de lágrimas sobre la almohada. En este top5 hay películas históricas, enfermedades terminales, amistades de toda la vida y romances frustrados. Depresivos abstenerse.

5) Eternal Sunshine Of The Spotless Mind (“Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”, Gondry, 2004)

Es un poco raro empezar un top5 de películas tristísimas con una de Jim Carrey pero lo cierto es que este actor, mundialmente conocido por su comedia física y sus películas livianas, también tuvo grandes hits en el drama. Eternal Sunshine Of The Spotless Mind es una de mis películas preferidas porque hace una pregunta que todos nos hicimos alguna vez, con respuestas diversas: si pudieses borrar a la persona que amas pero que te lastimó, ¿lo harías? ¿Borrarías esos recuerdos imposiblemente felices, esas mañanas llenas de rutina, el doloroso final? Contada en dos líneas de tiempo paralelas, Eternal Sunshine es la historia de Joel (Jim Carrey) y Clementine (Kate Winslet, ¿hace algo mal alguna vez?) y de lo que sucede después de una pelea a los portazos. Está llena de flashbacks que llenan los parches, los agujeros narrativos que intuís no tienen sentido en la parte de atrás de la cabeza. Te vas a perder un poco en esta película pero es parte del viaje. Dejate llevar.

4) Sophie’s Choice (“La decisión de Sophie”, Pakula, 1982)

Me costó decidir el puesto número 4. Sabía, desde el principio, que quería incluir una película de Meryl Streep, la mejor actriz dramática que Hollywood nos dio. Pero es difícil: ¿es Sophie’s Choice más triste que Kramer Vs. Kramer, más triste que Los Puentes de Madison, más triste que Memorias de África? Finalmente me quedé con Sophie’s Choice porque todas las demás bailan alrededor de una historia de amor y Sophie’s… tiene más que ver con la obsesión y la culpa. Es decir, hay amor entre Sophie (Meryl Streep) y Nathan (Kevin Kline) y también con Stingo (Peter MacNicol), el muchacho narrador de esta película, un intruso en la vida de Sophie y Nathan que se enamora — ¿cómo no hacerlo? – de la belleza sencilla de Sophie, una sobreviviente polaca de los campos de exterminio Nazi. Pero Sophie esconde un secreto que la perturba, que la llena de culpa, que no la deja ser feliz ni con Nathan ni con Stingo – tuvo que decidir entre su hijo y su hija, a quién entregar a los Nazis. Plagada de diálogos sobre el amor y la guerra, sobre el desarraigo y la culpa, Sophie’sChoice es un peliculón de esos que guardas para un día lluvioso.

3) Philadelphia (“Filadelfia”, Demme, 1993)

Fue valiente Philadelphia cuando salió en 1993. En esta película Tom Hanks – que ganó un Oscar por esta película como Mejor Actor – interpreta a Andrew Beckett, un excelente abogado enfermo de SIDA que es despedido de su firma de manera injusta por culpa de su enfermedad. Inspirada en la historia real de Geoffrey Bowers, la película nos muestra los últimos meses de Beckett en el medio del juicio que les inició a sus antiguos jefes por discriminación. Denzel Washington interpreta a un abogado que con brillantes argumentos interpela hasta al más homofóbico de los espectadores y lo hace pensar sobre las consecuencias de la discriminación y la homofobia. Inspiradora y profundamente emotiva, Philadelphia pega ahí donde la injusticia más duele, cuando no puede hacer nada con lo inevitable.

2) Beaches (“Eternamente amigas”, Marshall, 1988)

Lo primero que me atrajo de Beaches fue la aparición de Mayim Bialik, la freak de la serie de tv noventosa Blossom, como la versión joven de la protagonista CC Bloom. En “Beaches”, CC conoce a Hillary en unas vacaciones en la playa cuando tenían 11 años. Entablan, desde el principio, un lazo fuertísimo, de esos que las mujeres entendemos muy bien y que duran toda la vida.  En el caso de CC y Hillary, no tanto: se mantuvieron en contacto pero al crecer tomaron caminos diferentes, alejados. Hillary, que siempre fue rica, se convirtió en abogada y tuvo una hija, Victoria y CC, de clase trabajadora, se convirtió en una actriz con muchos problemas para conseguir trabajo estable. Tiempo después, ya de grandes, CC y Hillary vuelven a la playa, en donde se conocieron, cuando Hillary se entera que tiene una enfermedad en el corazón. No les cuento más pero es necesario que sepan que parte del soundtrack de esta película es “Wind Beneath My Wings” y que los últimos 40 minutos de la película son tan desgarradores como inevitables. Amigas para siempre.

1) Cinema Paradiso (Tornatore, 1988)

Qué agridulce es Cinema Paradiso. Para todos los que disfrutamos del cine, para todos los que tenemos una gran pasión en nuestros corazones, Cinema Paradiso es una película que nos habla de una manera muy personal. La película empieza desde el final: Salvatore, Totó como le decían de chiquito (Jacques Perrin) vuelve a su pueblo después de muchos años de ausencia. Descubrimos enseguida que ha venido a visitar a su madre y que es exitoso. Le avisan, también, que Alfredo (Philipe Noiret), el viejo proyeccionista del Cinema Paradiso, ha muerto, y que le ha dejado una caja de película. De ahí volvemos al principio, pero de la vida de Salvatore como niño en un pueblo perdido de Sicilia, sin un papá que se ha perdido en la guerra, y con todas las obligaciones de un nene de aquella época. Pero en el medio de esta vida que algunos podrían considerar sombría, Totó va a conocer a su verdadera pasión en las calientes salas de proyección del Cinema Paradiso y será Alfredo, su figura paterna, quien  le enseñará las técnicas del cine y también, ya de más grande, la voz detrás de un consejo que lo marcará para siempre: “No vuelvas, no escribas, no llames. Vete y no mires atrás. Hazme caso, Toto: hagas lo que hagas, ámalo, como amabas la cabina del cine Paradiso”. El final tiene mucho que ver con esa caja que Alfredo le dejó como herencia a Totó, llena de momentos emblemáticos del cine.  Querido lector de Locoxelcine, esta es una las películas que más han tocado el corazón de quien les escribe. Cinema Paradiso es una película que te cambia. Mirala ya, si todavía no lo hiciste.

Mención especial:

las películas de Disney son todas para llorar. No sé qué clase de padres fueron los míos que me dejaron mirar estos dramones horribles. Se destacan El Rey León y Bambi, por mostrarnos de chicos lo horrible de la muerte. Y, más cerca en el tiempo y de Pixar, están ToyStory 3- el cierre a un dramón digno de Grecia Colmenares – y UP! con uno de los comienzos más tristes de la historia del cine, sin dudas.

@Florws

Etiquetas:

Comentarios

  1. Alejandro dice:

    Me siento grosso habiendo sugerido Up. Fue la única película que recuerdo que me haya hecho llorar (haberla visto el mismo mes en el que falleció mi abuela fue como la frutilla del postre). Toy Story 3 arrimó pero no llegó, pese a ser una serie con la que también me sentí muy identificado: vi la primera a los 11 años, justo cuando abandonaba mis juguetes de la infancia. Ah, y todo el mundo me llamaba Andy (es complicado llamarse igual que tu viejo).

    Sobre el resto, me sorprende un poco Eterno Resplandor… a mi me hace reir. Es una risa agria y dolorosa, pero risa al fin. Las películas guionadas por Charlie Kaufmann tienen ese sabor extraño y particular, como a tabaco bañado en chocolate.

  2. paz dice:

    una para agregar: la lengua de las mariposas .
    me gustan los post. amo el cine… en algun top tendria que estar “los amantes del circulo polar” una de las mejores peliculas de la historia. no se si esta porque no revise toooodos los post.

  3. Fernando dice:

    Hola, soy español -aunque no viene al caso, pero nos acerca un poco- nada, solo decir que me está gustando este sitio de/para el cine, de hecho estoy viendo The holiday por algo que leí aquí, pero quiero deciros que no es necesario hablar tanto sobre la trama de las pelis; hablar de los hijos de Sophie es destramar demasiado la película.
    Saludos.

  4. belkys dice:

    Estoy de acuerdo coontigo…cinema paradiso…la vi con mi hermano menor..y eso nos cambio mucho la vision de las cosas y del cine…muyyy buena

Más Loco x el Cine