Top 5: Películas nerd

Martes, 29 de marzo del 2011 9:59 am comentarios

Hoy el top5 tiene películas con nerds queribles e inofensivos, con otros más exitosos y desagradables, y también los hay con hormonas definitivamente alteradas. Es que en esta lista se lucen los losers.

Siento que tengo que delimitar mi universo cuando hablo, hoy, de películas de nerds. No hablo de las películas que generalmente vemos los que estamos locos por el cine, esas cintas oscuras de festival o esas películas franquiciadas que nos ponen de la cabeza a nosotros los cinéfilos. Hoy no voy a hablar de trekkies ni de amantes de El Padrino, que hay muchos. Voy a hablar, sí, de “nerds” en el término amplio: geeks, losers, nerds y de ese estereotipo de anti-héroe que Hollywood ama vendernos. Hoy el top 5 tiene películas con nerds queribles e inofensivos, con otros más exitosos y desagradables, y también los hay con hormonas definitivamente alteradas. Es que en esta lista se lucen los losers.

5) Can’t buy me love (“No puedes comprar mi amor”, Rash, 1987)

Está película de finales de los 80 tiene dos características que la hacen recomendable al margen de su fijación nerd: el título es una mis canciones preferidas del primer lustro Beatle y el protagonista, Ronald Miller, es interpretado nada más y nada menos que por McDreamy de la serie Grey’sAnatomy, el Sr. Patrick Dempsey. Que un hombre tan sexy como Dempsey se haya puesto en la piel de este nerd revela un poco el argumento de la película: si al nerd le sacas sus elementos estereotipados – en este caso unos zapatos ortopédicos, unas gafapastas y una boina negra – el chico menos popular de la secundaria se pueden convertir en un bombón deseable. En “Can’t buy me love” pasa algo así: Ronald Miller, que trabaja como jardinero, decide pagarle U$1000 a la chica más popular, Cindy Mancini (Amanda Peterson) para que sean vistos juntos y así poder pertenecer a la elite que tiene sexo y es feliz. Ella acepta porque necesita la plata — ¡había arruinado el vestido de mamá! – y así empieza la historia con final predecible que hizo de Patrick Dempsey un ídolo teen. Igual, ojo, si podés soportar los clichés nerds y el olor a producto adolescente, “Can’tbuy me love” tiene mucho corazón y es la película perfecta para un sábado a la tarde con tu chica.

4) Superbad (“Supercool”, Mottola, 2007)

Ya hablamos de Superbad acá en Locoxelcine, uno de los caballitos de batalla de la corporación Apatow. Seth (Jonah Hill) y Evan (Michael Cera) son amigos de toda la vida y, ante la inevitabilidad de la separación universitaria, deciden aprovechar el tiempo que les queda y conquistar a sus amores platónicos para tener sexo todo el verano. El problema es que Seth y Evan son dos nerds, pero no en el sentido estereotipado de Can’t Buy Me Love, sino en el sentido moderno, como sinónimo de loser: les gustan cosas raras, se visten mal, no conocen la anatomía de una chica y se dejan humillar por otros, más populares, a la salida del kiosco. Si a esto le sumamos la compañía del supernerd de Fogell (Christopher Mintz-Plasse, que se roba la película) la combinación puede hacer estallar el nerd-o-metro. Si consiguen finalmente o no a sus amores platónicos es irrelevante: Superbad es una película que habla de la amistad y el deseo, de la separación y de la aceptación. Y es HI-LA-RAN-TE. Una película de nerds losers que sólo los nerds losers entenderemos bien.

3) The Social network (“red social”, Fincher, 2010)

The Social Network es la primer película de este top 5 — ¡y la única, mammamia! – que no pinta una imagen de nerd gracioso y loser que se sobrepone a su situación y triunfa al final. Como dijimos, Hollywood ama al antihéroe nerd porque la modernidad cinematográfica necesita de estos clichés para sobrevivir: el nerd es el perfecto “underdog”, ese personaje que empieza abajo pero termina arriba. En The Social Network pasa algo parecido pero acá no hay demasiadas risas y la historia de Mark Zuckerberg (Jessee Eisenberg), el fundador de Facebook, tiene momentos de ambivalencia moral, de cinismo puro: Eisenberg no retrata a un Zuckerberg-nerd-de-las-computadoras con el que nos podemos identificar y amar, sino a un hombre real con sus miserias y sus deseos a plena vista. Una de las películas más interesantes del 2010, sin dudas, sobre un nerd de la vida real.

2) There’s something about Mary (“Loco por Mary”, Bobby y Peter Farrelly, 1998)

Y con este clásico de los hermanos Farrelly volvemos al terreno de la comedia: “Something about Mary” cuenta la historia de un nerd con el corazón partido, Ted (Ben Stiller) que ahora es un hombre grande que quiere reencontrarse con la única chica que amó, la hermosa y genial Mary (Cameron Diaz). Contrata, entonces, a Healy (MattDillon), un detective privado, para encontrarla. Healy se enamora de ella y decide mentirle a Ted diciéndole que es una gorda con muchos hijos que vive en Florida. Al principio desanimado pero después con la certeza de que Mary es el amor de su vida, sin importar las apariencias, viaja a Florida para encontrarla. En el medio, mil enredos en los que los protagonistas brillan por su timing para la comedia, en serio. Las escenas en flashbacks sobre los meses en los que Ted y Mary salieron en la secundaria son la base nerd que le da nafta a esta película que se atreve a ser políticamente incorrecta.

1) Revenge of the nerds (“La revancha de los novatos”, Kanew, 1984)

Y finalmente llegamos al obvio final de esta lista. ¿Existirá alguna vez una película sobre nerds más nerd que “Revange of the nerds”? Sólo podemos rezar y esperar. Una de las películas más chanchas de los 80, “Revange of the nerds” es la primera de cuatro películas sobre estos nerds de la universidad Adams que, hartos de ser hostigados por los atletas y los chicos de fraternidad, deciden vengarse. Acá los cerebros son Lewis Skolnick (Robert Carradine) y Gilbert Lowell (Anthony Edwards) que, junto a otro grupo de nerds, ven sus vidas pisoteadas por no pertenecer a una fraternidad. Para que los dejen en paz estos nerds van a participar en los “GreekGames” – una especie de competencia entre fraternidades – y usarán su inteligencia como un arma para derrotarlos y ganar la posibilidad de decidir sobre sus propios destinos. Acá los nerds son calentones, son inteligentes, Son feos, son los anti-héroes perfectos para interpretar a esas presas que, finalmente, se convertirán en los cazadores. Con escenas hot de chicas en topless y besos robados a oscuras, “Revange of the nerds” se convirtió en la película insignia de los losers del mundo, la que hizo posible a todas las demás de esta lista, la gran cinta que nos hizo reír riéndose de si misma. ¡Geekpride, baby!

@Florws

Etiquetas:

Más Loco x el Cine