Chick Flicks – Quiero robarme a la novia

Domingo, 24 de julio del 2011 8:59 am comentarios

Continuando con la semana de la amistad. La clásica historia de los mejores amigos que descubren en el momento más inadecuado que se aman desde siempre.

La pregunta es clave, siempre nos la hicimos, se la hicimos a novios, a amigas, a hermanos, a cualquier ser humano que respire. ¿Cuánto hay de cierto en la existencia de la amistad entre el hombre y la mujer? ¿Existe? En caso de que alguien la consiga ¿Cuánto tiempo puede durar sin que uno sienta algo por el otro? Este tipo de preguntas se las hace y responde Patrick Dempsey sin parar. A veces de manera retorica y otras, escuchando respuestas hasta de personas con las que jamás hablo. ¿Puede la amistad ser la media naranja perdida?

Tom y Hannah se conocieron hace diez años de casualidad,  el entro a escondidas al cuarto de ella para acostarse con su compañera de la universidad, se confundió de cama y ahí vinieron los gritos; decidieron tranquilizarse y llevar una charla amena con bromas de por medio. Desde ese momento se hicieron inseparables. Comparten juntos todos los momentos de sus vidas; desde un café hasta una cena. Tom tiene serios problemas para comprometerse, inclusive lleva a cabo una especie de reglamento para las mujeres con las que sale, de manera que ninguno de los dos termine esperando más que una salida casual. Hannah en cambio, está soltera porque no conoció aún al hombre indicado, en parte porque está claramente enamorada de Tom.

Hannah realiza un viaje al extranjero por unos meses; mientras ella no está Tom se da cuenta de que no puede vivir sin ella, y que todo este tiempo la amaba sin saberlo; finalmente decide confesarle su amor y establecerse cuando ella regrese al país. Para su desgracia, Hannah no regresa sola, vuelve con Colin, un escocés a quien conoció durante su estadía en Europa, con quien, para colmo de males, se comprometió y va a casarse en pocas semanas; y como si esto no bastara, ella quiere que Tom sea su “dama” de honor.

Ahí comienza la carrera contra el tiempo; Tom quiere que ella note que él es el indicado para casarse y pasar juntos el resto de sus días. Se conocen de toda la vida, son mejores amigos, se entienden como nadie; el problema es que ella se canso de esperar algo que quizás jamás llegaría. Tom quiere, literalmente, robarse a la novia de los brazos de su futuro marido.

La verdad, más de una esperaría toda la vida con Patrick Dempsey como mejor amigo, no podemos negar que es el hombre más perfecto con todas las imperfecciones que tiene; las mismas que Michelle Monaghan describe a la perfección en la primera escena del film. Entonces, siguiendo un poco con el cliché de los mejores amigos que se aman pero no se lo dicen durante años, que mejor idea que ver esta película como declaración de amor.

@LauritaOtero

Etiquetas:

Más Loco x el Cine