Conferencia de Prensa – Wakolda: El Legado del Führer

Martes, 17 de septiembre del 2013 12:57 pm comentarios

wakolda-1

Se presentó la nueva película de Lucía Puenzo, que promete un futuro venturoso en los festivales internacionales.

La historia comenzó con Lucía Puenzo escribiendo una novela, como es su costumbre. La, en primera instancia, escritora se dio una vez más el lujo de adaptar una obra suya a la gran pantalla. Wakolda nació en una rutina literaria matutina, que consistió en escribir al menos dos horas por día. Inicialmente no se iba a tratar del monstruoso médico de nombre Josef Mengele, personaje que le dio vida a la película, sino que tan sólo abordaba la problemática general de haber albergado nazis en nuestro país en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. De a poco, todo fue tomando la forma de un drama lleno de suspenso, sobre un tema tan incómodo como tener una piedra en el zapato; todavía permanece en el terreno del mito la presencia de este hombre en nuestras pampas. Al principio muchos se preguntaron el por qué de la decisión; filmar una historia tan delicada y comprometida como lo fue el contexto del holocausto. Sin embargo, Europa acogió al film de excelente manera. Recibió, por ejemplo, una mención especial en Cannes donde fue aplaudida de pie. De hecho, Wakolda ya ha sido vendida a una infinidad de países, en los cuales esperemos se estrene con mucho éxito.

wakolda-2

Contextualizando… En los años posteriores a la mencionada guerra, todos los alemanes culpables de las atrocidades cometidas durante el genocidio judío escaparon con la intención de evaporarse por el mundo. Muchos de ellos se refugiaron en Argentina, y allí es donde comienza el film de Puenzo. El español Àlex Brendemühl fue elegido para encarnar al monstruoso doctor. Su perturbador parecido con Mengele hace que se nos ericen un tanto los pelitos de la espalda. Por otro lado, se hizo un casting con 800 niñas para elegir a la pequeña Lilith; una de las víctimas de los experimentos del ‘Ángel de la muerte’. Finalmente se eligió a Florencia Bado, una nena en edad escolar sin ninguna experiencia previa en cine, ni nada que se le parezca. Eso fue lo que provocó su dulce timidez durante la conferencia de prensa. La inocencia de sus 12 añitos no se vio plasmada en pantalla, ya que su personaje exigía cierto enamoramiento para con el alemán en cuestión. Lucía Puenzo expresó que el set era una fiesta, y de noche debía bajarle los humos a todos para que se fueran a dormir temprano. Imposible no pasarla bien filmando en Bariloche, con tantos chicos y con nieve artificial proporcionada por los bomberos de la zona, que dicho sea de paso, también se entusiasmaron bastante con la idea de crear un microclima invernal cerca de los lagos del sur. La cuestión fue que se esperaba más cantidad de lluvia y de nieve, según el pronóstico local, inclemencias climáticas que hubieran aportado mayor realismo al drama.

Quienes no estuvieron siempre de acuerdo con la decisión de filmar una película de estas características, fueron algunos habitantes de Bariloche, que no dudaron en cerrarle las puertas al equipo de producción. De todos modos, la directora le dio para adelante y consiguió lo que necesitaba para darle vida a Wakolda. Y ya que la menciono, cuando vean la película sabrán por qué se eligió este título; por el momento, les adelanto que se trata de una palabra Mapuche que significa “Hija del cacique”.

wakolda-3

Hablemos del idioma… La película está en un 50% hablada en alemán, detalle que le da un toque especial y hace a la historia aún más creíble. Se preguntarán cómo hicieron Natalia Oreiro y Elena Roger para ser aprobadas por los mismos alemanes. Bueno, es que ambas estudiaron la lengua germánica durante dos meses ininterrumpidamente, y por fonética. Ninguna sabía hablarlo, pero Lucía confió en su habilidad con el oído musical. Y tuvo mucha razón.

Muy lindo todo, pero había que encarar personajes con claras simpatías nazis. Con respecto a eso, Natalia Oreiro expresó que aún le provoca rechazo ver a su personaje, sobretodo porque se trata de una madre embarazada de gemelos que confía su embarazo a un desconocido y peligroso alemán. Diego Peretti en cambio, no sintió que su papel se alejara de su verdadera ideología, y aclaró que el film no tiene inclinación hacia el partido Nacional Socialista, sino que tan sólo ahonda en la mente de ciertos seres humanos que aparentaban no tener sentimientos. Vale la pena ahondar en esas cabezas,como para saber qué fue lo que los llevó a cometer tales crímenes.

Si bien en esa época no se conocía la labor que aquellos médicos asesinos tuvieron entre 1939 y 1945, hubo mucha complicidad civil que lamentablemente colaboró escondiendo a los fugitivos nazis. No sólo se emitieron pasaportes falsos para ellos, sino que algunos se realizaron cirugías faciales para modificar esos tan buscados rasgos.

Lucía Puenzo no sólo derrocha talento escribiendo y dirigiendo, sino que también produce y guiona sus propias películas. Por lo general se rodea de una equipo estable, en el que conserva a una serie de profesionales… Tal es el caso de su hermano menor, que para Wakolda ofició de camarógrafo y colaboró en la elaboración del guión. Familia talentosa si las hay.

El rodaje constó de seis semanas de filmación, un equipo de arte de tan sólo cinco  personas y una financiación proveniente de fondos noruegos. ¿El resultado? Un film muy bien logrado, con unas actuaciones extraordinarias que podrá pelear en los escalones más altos del cine internacional. San Sebastián, San Petesburgo, Japón, El Cairo, Rusia, España,Sarajevo, Tokio,Noruega; son algunos de los festivales a los que asistirá Wakolda. Esperamos que en Argentina tenga un recibimiento cálido, ya que si bien no es un tema que nos tocó de lleno porque no asistimos físicamente a esa guerra, fuimos testigos y cómplices de lo sucedido.

@CinemaFlor

Etiquetas:

Más Loco x el Cine